<
>

Los partidos que llevaron a Tracy McGrady al Salón de la Fama

play
Un momento agridulce para Tracy McGrady (1:09)

El nativo de Houston será inducido esta semana al Salón de la Fama de la NBA, pero aseguró que su mente está con la gente de su ciudad natal. (1:09)

Desde el momento en el cual Tracy McGrady apareció por primera vez en el programa de ESPN Estados Unidos The Jump, Rachel Nichols siempre ha presentado al siete veces miembro del Juego de Estrellas como "el miembro del Salón de la Fama Tracy McGrady". Ese título será una realidad este viernes, cuando McGrady sea exaltado en Springfield, Massachusetts, junto a las leyendas del baloncesto.

McGrady jugó 938 partidos de temporada regular en su carrera en la NBA (aparte de 50 en postemporada), por lo cual es difícil hacer una corta lista de todos sus grandes momentos. Sin embargo, aquí les presentamos 10 de los partidos más memorables, emocionantes e inolvidables en su camino desde la secundaria hasta la NBA y de ahí, al Salón de la Fama del Baloncesto Naismith Memorial.

10. 27 puntos vs. Cleveland Cavaliers (10 de abril de 2000)

Si estamos siendo completamente objetivos, este probablemente no sea uno de los 10 mejores partidos de la carrera de McGrady, pero destaca por lo que representó. Fue uno de los últimos partidos que un joven McGrady jugó para los Toronto Raptors, antes de partir como agente libre durante el verano, y le dio a los aficionados en Toronto una mirada de lo que tendrían que perderse durante la próxima década. McGrady aportó 27 puntos (uno menos del tope que tuvo en un encuentro con el uniforme de los Raptors), además de 6 rebotes, 9 asistencias, 3 robos y 6 bloqueos. Su primo y compañero de equipo Vince Carter igualmente contribuyó con un triple-doble de 31 puntos, a fin que unos Raptors que eventualmente fueron a los playoffs navegaran en piloto automático contra los Cavaliers.

9. Triple-doble vs. 76ers (23 de febrero de 2002)

McGrady construyó una reputación como un jugador versátil que podría llenar de cifras cada parte de una hoja de estadísticas desde el principio. Cuando estuvo cerca de conseguir triples-dobles en sus primeras cuatro temporadas en la NBA, finalmente lo consiguió en un duelo contra Allen Iverson, terminando con 22 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias, comandando al Orlando Magic a un triunfo por 18 puntos. Fue el primero de cuatro triples-dobles en la carrera de McGrady.

8. Juego de Estrellas 2006 (19 de febrero de 2006)

Si bien es muy tentador incluir el Juego de Estrellas de 2002, cuando McGrady se lanzó un pase a sí mismo para luego clavarla, ninguna de las siete apariciones en Juegos de Estrellas de McGrady fue mejor que la conseguida en 2006, cuando anotó 36 puntos frente a su afición de Houston, en casa, aunque su equipo de la Conferencia del Oeste quedó apenas a dos puntos del triunfo.

7. Tiro ganador contra los 76ers (28 de marzo de 2001)

Cuando McGrady e Iverson se juntaban, los aficionados sabían que sería todo un espectáculo, y este cotejo no fue la excepción. Iverson aportó 37 puntos, el último de los cuales dio a los 76ers una ventaja por un punto faltando 7.6 segundos. Sin embargo, McGrady supo responder, anotando los dos últimos tantos de sus 44 puntos (tope máximo del encuentro) con 2.7 segundos en el reloj, dándole al Magic la ventaja por 1 punto. Los 44 puntos de McGrady fueron mayores que los obtenidos por la suma de los titulares de Orlando (37).

6. 50 puntos contra los Wizards (8 de marzo de 2002)

Un Michael Jordan lesionado no podía estar en la alineación de los Wizards para este partido, por lo cual se tuvo que conformar con sentarse y mirar cómo McGrady prácticamente daba un monólogo para el Magic, anotando lo que entonces fue un récord personal de 50 puntos. McGrady acertó en 18 de 29 oportunidades desde la zona, terminando con más puntos que la suma del resto de sus compañeros, siendo el líder de Orlando en la victoria por 3 puntos. Anotó 15 de sus 50 puntos durante el cuarto período, sellando así el triunfo.

5. Triple-doble contra los Nets (23 de febrero de 2003)

En 2003, los Nets estaban encaminados a su segunda aparición consecutiva en las finales de la NBA. Sin embargo, esa noche no tenían como responderle a McGrady. La estrella del Magic terminó su actuación con 46 puntos, 10 rebotes y 13 asistencias, superando en el duelo al futuro miembro del Salón de la Fama Jason Kidd, quien tuvo un triple-doble propio (26 puntos, 11 rebotes, 15 asistencias). McGrady dio al Magic la ventaja por un punto con una cesta al final del tercer periodo, luego anotó o asistió en cada punto durante un rally 17-0 comenzando el cuarto periodo, para así facilitar la victoria de Orlando.

4. Tiro ganador contra los Mavericks (25 de abril de 2005)

McGrady no pudo sobrevivir la primera ronda de los playoffs hasta 2013, en una estadía para el olvido (y, de hecho, muy olvidada) con los Spurs, por lo cual, sus momentos resaltantes en postemporada son pocos y alejados entre sí. Este partido se destaca como lo que probablemente sea su actuación más memorable en playoffs. McGrady coqueteó con un triple-doble, terminando con 28 puntos, 8 rebotes y 10 asistencias, llevando a los Houston Rockets a la victoria con un tiro con salto para ganar el partido faltando 2.2 segundos en el reloj. Esto le dio la ventaja a los Rockets en la serie 2-0, no obstante, los Mavericks voltearon la tortilla y se llevaron el triunfo en siete encuentros.

3. Enfrentamiento navideño con LeBron (25 de diciembre de 2003)

La NBA escenificó un duelo entre McGrady y LeBron James en el día de Navidad, durante la temporada de novato de James, y ninguno de los dos decepcionó. James terminó con 34 puntos comandando a los Cavaliers, pero McGrady lo superó, con 41 puntos, 8 rebotes y 11 asistencias. Igualmente, anotó o asistió en 12 de los 16 puntos de Orlando en el tiempo extra, aportando al triunfo del Magic 113-101 sobre los Cavaliers y James, quien quedó sin encestar en el tiempo extra.

2. Nuevo miembro del club de los 60 puntos (10 de marzo de 2004)

Previo a 2004, solo 16 jugadores en la historia de la NBA habían anotado 60 puntos en un encuentro. McGrady se convirtió en el número 17, cuando tuvo 62 tantos, tope personal y de la franquicia, contra los Wizards. Tuvo un arranque lento, con apenas 7 tantos en el primer periodo; sin embargo, logró 21 puntos en el segundo y lo sucedió con 24 en el tercero. Consiguió 10 más en el cuarto (ocho de ellos desde la línea de tiros libres) para conseguir sus 62, 22 por encima de los 40 que Gilbert Arenas encestó para liderar a los Wizards esa noche. Los 62 puntos de McGrady representaron 54.7 por ciento del total del Magic esa noche (108). Los otros jugadores con dobles dígitos de Orlando fueron Juwan Howard (14) y el actual entrenador de los Cavaliers Tyronn Lue (10).

1. 13 puntos en 33 segundos (9 de diciembre de 2004)

Si hay una actuación inolvidable de McGrady, es precisamente esta. Tras un par de tiros libres de Devin Brown, los Rockets recuperaron el balón, estando por debajo de los Spurs 76-68 con 44.2 segundos para terminar el cuarto periodo. En ese momento, McGrady había anotado 20 puntos y concretado solo uno de sus ocho intentos tras la línea de 3 puntos. Luego, se encendió como ningún otro jugador en la historia de la NBA lo había hecho antes. Su primera cesta de 3 del periodo, y segunda del partido, recortó la ventaja de San Antonio a 76-71, faltando 35 segundos. Brown fue objeto de una falta intencional y nuevamente consiguió ambos tiros libres, aumentando la ventaja nuevamente a 7 tantos, faltando 31.9 segundos. Menos de 8 segundos después, McGrady anotó otra cesta a larga distancia y consiguió sacarle una falta a Tim Duncan. La jugada de 4 puntos disminuyó la ventaja de San Antonio a 3, con 24.3 segundos en el reloj.

Los Rockets intentaron forzar un robo en la jugada siguiente. No obstante, se resignaron a ver a Duncan llegar a la línea de tiros libres, consiguiendo dos tantos y llevando la ventaja otra vez a 5 puntos con 16.2 segundos para concluir. En la mayoría de los juegos de la NBA, esto hubiese sellado el destino del cotejo. Pero McGrady apenas necesitó de 5 segundos para conseguir otra cesta de tres, y luego (tras un tiempo fuera llamado por los Spurs) forzó a Brown a perder el balón, para obtener su cuarta y última canasta de tres puntos en esta secuencia, con 1.7 segundos en el cronómetro. Al final de todo, McGrady anotó 13 puntos en 33.3 segundos, dándole una victoria improbable a los Rockets y dejando al coach de los Spurs Gregg Popovich estupefacto.